Elija un idioma
plenrufresdecs
contact@koalahammock.com
+48 600 055 695
MENU

Las tradiciones relacionadas con la producción de las hamacas Koala se remontan hasta el aňo 1974. Los artesanos sudamericanos, que trabajaban en aquella época, conocían muy bien el proceso de la producción, pero les faltaba el conocimiento de la esfera del control de la calidad. No sabían que dimensiones y pesos son normalizados. Les cuestaba mucho también obtener una materia prima de buena calidad, a buen precio. Como trabajaban individualmente, casi imposible parecía realizar grandes encargos. Sus propias fuentes de ingresos eran demasiado módicas para comprar materiales, además no tenían, imprescindibles para trabajar, competencias de organización, que les permitirían crear una sociedad de producción de hamacas. Les faltaba también informaciones fundamentales sobre sus clientes. No sabían a quién dirigir sus productos y cómo organizar todo el proceso de la venta.

En el aňo 1973 la creadora y gran propagadora de hamacas, Cecilia Castro, fue a las ferias de Berlin para presentar las hamacas Koala. Pasó entonces, durante las ferias, cuando vio el área en el mercado europeo, que puede rellenar su empresa, que hace productos hechos a mano. Al principio, la visión de Sra. Castro concerniente una cooperación con otros países, parecía poco real. Sus amigos y su familia le avisaban que emprendiendo la colaboración, cometía un error que le podía costar mucho. Cecilia no se rindió a pesar de la falta de ayuda del lado de sus familiares. Para saber más sobre ofertas y venta de artículos hechos a mano de América Central, visitió muchas ciudades y allí se encontró con locales artesanos. Les agrupó de la manera que les permitía, gracias a la cooperación, aumentar la cantidad de los artículos producidos. En aquel mismo tiempo, se determinaron los estandares para poder alcanzar una calidad más grande de los productos. Se crearon también productos nuevos. Algunos meses después, Castro volvió a participar en las ferias de Berlín y presentó allí su colección. El reto siguiente era ganarse la confianza de clientes.

En el aňo 1982 Cecilia murió teniendo tan sólo 54 aňos. Sin embargo sus hamacas se mantuvieron en el mercado gracias a la calidad excelente y a la satisfacción de los clientes. Antes de morir, Cecilia logró propagar la idea de hamacas entre muchos clientes en Europa y Estados Unidos. Desde entonces la producción la dirige la hija de Cecilia. Cada uno de los empleados participa en los curoso de formación, y a los artesanos les entregaron nuevas herramientas de trabajo. En el aňo 1987 la empresa fue sostenida logísticamente y económicamente para que pueda volver a aparecer en las ferias internacionales. La empresa así reforzada se hizo más competente a través del mejoramiento de la oferta, de la calidad de productos y de servicio.


 

Conozca más

Instagram #koalahammock

Instagram
Instagram
Instagram
Instagram
Instagram
Instagram
koalahammock.com
All rights reserved
Copyright © 2018 koalahammock.com
Designed by MOUTON interactive